Agro 1Agro 2

 

 

 

 

 

 

 

El agroturismo, el cual La Organización Mundial del Turismo (OMT) denomina como turismo rural es “un tipo de actividad turística en el que la experiencia del visitante está relacionada con un amplio espectro de productos vinculados, por lo general, con las actividades de naturaleza, agricultura, formas de vida y culturas rurales”. La OMT menciona como característica importante en el agroturismo el hecho de que los actores complementan sus ingresos con alguna forma de turismo en la que, por lo general, facilitan alojamiento, alimentación y oportunidad de familiarización con trabajos agropecuarios.

El agroturismo ha sido considerado en los últimos años como una estrategia para dinamizar el desarrollo de las zonas rurales por su capacidad de contribuir a la generación de ingresos a los productores agropecuarios y por la posibilidad de vincular a los turistas con las propias tradiciones del lugar en un intento de presentar los valores relacionados con la agricultura que se convierten en elementos patrimoniales de interés turístico (Alonso, 2019).

El surgimiento a nivel mundial de la pandemia del COVID-19 ha llevado al mundo a su paralización, y el turismo ha sido el más afectado de todos los grandes sectores económicos. Esta crisis sin precedentes en tamaño y amplitud, ha afectado los medios de vida de millones de personas en el mundo. El turismo es la tercera categoría de exportación más grande del mundo (después de los combustibles y los productos químicos) y en 2019 representó el 7% del comercio mundial. En 2019, las llegadas de turistas internacionales alcanzaron los 1500 millones gracias a una década de crecimiento ininterrumpido. Todas las regiones del mundo habían experimentado un crecimiento sólido hasta principios de 2020. (Fuente: OMT 2019).

Debido a la pandemia y el cierre de todos los países a nivel mundial, el número de turistas disminuyó entre el 58 % y el 78 % en 2020, lo que se traduce en una caída del gasto que hacen esos turistas desde los 1,5 billones de dólares registrados en 2019 a aproximadamente 500 mil millones de dólares en 2020. Esta drástica reducción ha puesto en peligro más de 100 millones de puestos de trabajo directos del sector, muchos de ellos en microempresas, pequeñas y medianas empresas (mipymes) que dan empleo a una alta proporción de mujeres y jóvenes. Los trabajadores informales son los más vulnerables (Fuente Informe OMT 2021).

El departamento del Cauca no ha sido ajeno a este gran impacto en el sector turístico. Como resultado, muchas iniciativas que se venían desarrollando o consolidando a nivel general y específicamente en los subsectores del turismo de naturaleza, incluyendo el agroturismo, se han visto afectadas. Identificar el estado actual de las redes colaborativas que siguen operando a pesar de la crisis es vital para entender el estado actual y tener una línea base que nos permita encontrar caminos que apoyen a la reactivación del sector.